actividades para entretener a la tercera edad

Las mejores actividades para entretener a la tercera edad

Tener ochenta años no debería ser sinónimo de aburrimiento o de vivir mirando pasar los días por la ventana añorando el pasado. Hoy en día existen infinidad de actividades para entretener a la tercera edad que pueden realizar tanto solas como con acompañamiento y que favorecen un envejecimiento activo y saludable, alejado de la inactividad y del aislamiento, tan dañinos para nuestros mayores.

Si el mayor goza de una buena salud y tiene mucho tiempo pero en cambio se siente deprimido o frustrado porque no sabe qué hacer, es muy importante encontrar actividades para entretener a la tercera edad donde se puedan recrear sin que esto requiera un ejercicio físico extenuante. El simple hecho de caminar por un parque, salir a leer a otro lugar que no sea la casa o compartir charlas y compañía con amigos, pueden ser algunas de estas actividades.

En el caso de que la persona mayor esté incapacitada o tenga una movilidad limitada, existen otras tareas que pueden funcionar para evitar el aburrimiento y el sedentarismo. Es importante dar con lo que les apasiona o les hace sentirse bien. Actividades como la pintura o la lectura, de la cual hablamos en uno de nuestro últimos post, los 6 beneficios que aporta la lectura en la tercera edad cualquiera serviría, lo importante es que estén animados y quieran realizar una actividad que les llame la atención y les abstraiga de su rutina o aburrimiento.

6 beneficios que aporta la lectura en la tercera edad

Hemos recopilado algunos de las actividades para entretener a la tercera edad. Algunas de los cuales son fácilmente gestionables en un entorno doméstico y para otras es necesario recurrir a ciertas instalaciones o buscar ciertos materiales.

ACTIVIDADES PARA ENTRETENER A LA TERCERA EDAD

Charlar sobre la actualidad. Aunque no parezca a priori un ejercicio de envejecimiento activo, lo es a nivel cognitivo e intelectual. Los mayores deberían atender a la información de actualidad, ordenar sus ideas y exponerlas o debatir.

Aprende a gestionar en la juventud las acciones que te darán tranquilidad en tu vejez

Los animales son unos estupendos acompañantes para todas las edades de la vida, también en la tercera edad, sobre todo en personas mayores con deterioro cognitivo. En los casos en los que el mayor vive solo también sirven de gran compañía, convirtiéndose en un genial aliado.

Mantener el contacto intergeneracional, ya sea con niños, adolescentes o personas de otras edades favorecerá al mayor de muchas formas. Conversar con otras personas le mantendrá en contacto con otras realidades distintas a la suya y le abrirá la mente.

LA vejez es preciosa cuando tienes con quien compartirla

La horticultura, o cuidar un huerto, es una actividad que muchos mayores han practicado por su tipo de vida rural y que también pueden mantener en la tercera edad en huertos adaptados a un espacio más urbano, si fuera el caso.

En el Grupo Carflor somos conscientes de esta realidad y por eso contamos con personal cualificado que acompaña a nuestros mayores en  su tiempo libre, facilitando su autonomía, favoreciendo su permanencia en el medio habitual de vida y promoviendo condiciones más favorables en sus relaciones de convivencia. También gestionamos la ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. Podemos ir con ellos a museos, cines, teatros o simplemente a visitar a cualquiera de sus amistades. También si fuera de su interés, se les acompañaría en sus viajes, encargándonos de organizarlo todo para que disfruten al máximo de su tiempo de ocio.

ACTIVIDADES FÍSICAS PARA MAYORES

Algo tan sencillo como caminar tiene una larga lista de beneficios para los mayores, comenzando por el hecho de que es una actividad accesible para la tercera edad y que activa gran parte del organismo.

¡Hay tantos tipos de envejecimiento como opciones de vida!

La repetición de algunos ejercicios sencillos de fisioterapia, la realización de estiramientos y otras actividades ayudan a trabajar la sensación de seguridad del mayor, a reducir la torpeza al caminar y evitar fallos posturales. Con estos ejercicios también se previenen las posibles caídas, uno de los principales peligros en las personas mayores.

Para quienes dispongan de instalaciones acuáticas cerca, no pueden dejar pasar la práctica de sencillas actividades en el agua. Además de aportarles diversión, les servirá de  entrenamiento para mejorar su movilidad. Se ha comprobado que en la tercera edad, el agua es el medio terapéutico con menos contraindicaciones y mayores beneficios tanto en el ámbito orgánico como psicológico.

En definitiva, gestionar y dinamizar el tiempo libre de nuestros mayores debe ser una tarea diaria a la que prestar atención para que llegada cierta edad y con sus capacidades menguadas, no se sientan deprimidos ni tristes, sino útiles y con ánimo para afrontar la vejez.

“La vejez comienza cuando se pierde la curiosidad” . José Saramago

La vejez comienza cuando se pierde la curiosidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*